A muy temprana hora de este sábado, el alcalde Mario Alberto López Hernández inició su agenda de trabajo que incluyó la supervisión de obras que se realizan para la activación de un centro de transferencia para desechos y los avances de lo que será un gran parque para la recreación familiar que se habilita en el bordo del río Bravo y que será inaugurado el
próximo 28 de abril.

La transformación del bordo del río Bravo, en los cinco meses de gobierno del Presidente Municipal es más que evidente, según se constató en la visita que realizó el Presidente Municipal, quien fue acompañado de funcionarios de su gabinete.

A su paso por ese lugar que se encontraba totalmente abandonado, López Hernández supervisó las acciones de corte y retiro de maleza en más de dos kilómetros de bordo del río; verificó la construcción de la ciclopista en una distancia de un kilómetro y medio, que se suma al kilómetro ya existente.

En estos momentos los atletas y los ciclistas pueden realizar sus actividades en la ciclopista que ya está pavimentada en un tramo de 2.5 kilómetros, de los 4.0 Km. que proyecta habilitar el alcalde Mario Alberto López Hernández.

En entrevista con medios de comunicación, el Presidente Municipal informó que también se habilitará con asfalto, un kilómetro más en la parte más baja de la ciclopista, y que estará a un lado del área de mesas que se instalarán para la convivencia familiar.

A lo largo de lo que será el parque de esparcimiento familiar se plantaron 40 palmas que fueron retiradas de los camellones laterales de la avenida Lauro Villar, acceso que actualmente es rehabilitado.

El Presidente Municipal recorrió a pie los dos kilómetros y medio, que es hasta donde han avanzado los trabajos iniciados en esta administración municipal y que incluyen la habilitación de canchas deportivas multiusos en donde se podrá jugar basquetbol, voleibol y futbol rápido.

Previo a su recorrido por el bordo del río Bravo, el alcalde Mario Alberto López Hernández visitó el centro de transferencia de desechos, conocido como “La Copa” el cual está ubicado en el Fraccionamiento Infonavit Los Angeles.

Ese centro de transferencia había dejado de funcionar desde hace varios años, sin embargo se activará a fin de garantizar un mejor servicio de recolección de desechos a las familias matamorenses.

Lo anterior porque permite ahorro en tiempos y en gastos de combustible al evitar que los camiones recolectores tengan que acudir a depositar los desechos hasta el relleno sanitario.