Hasta las 22:00 horas de este martes, el refugio aperturado en el deportivo “Ing. Eduardo Chávez” albergaba a 24 personas, la mayoría de ellas, de condición de calle, informó Pedro Astudillo Bravo, quien dijo que la instrucción del alcalde Mario Alberto López Hernández es que se brinde auxilio a todo aquel ciudadano en situación de vulnerabilidad que requiera de apoyo para protegerse de las bajas temperaturas que se registran en la ciudad.

El director de Protección Civil dijo que durante los últimos minutos de este martes y la madrugada de este miércoles, los elementos a su cargo realizarían un recorrido por las calles y avenidas de la ciudad, a fin de trasladar al albergue a los indigentes que por alguna circunstancia no se trasladaron al refugio, ya que el Servicio Meteorológico Nacional establecía que la temperaturas descenderían a los 3 grados centígrados.

Explicó que de las 24 personas que hasta la noche de este martes fueron recibidas en el refugio de la alberca Chávez, 19 son de consideradas con condición de calle; y 5 son integrantes de una familia que manifestó tener su domicilio por la zona del Instituto Tecnológico de Matamoros y vivir en situación vulnerable.

Todos llegaron por su propio pie al refugio, y los elementos de Protección Civil solo trasladaron a una persona del sexo masculino localizado en la calle 15 y Morelos, explicó.

El funcionario manifestó que por instrucción del Presidente Municipal las personas albergadas, este martes recibieron su comida y cena, y para este miércoles a temprana hora se les ofrecerá el almuerzo; además de que se les da café y pan para mantener la temperatura adecuada en su cuerpo.

También por instrucciones de la señora Marsella Huerta de López, presidenta del Sistema DIF, las personas que lleguen al albergue recibirán atención médica, y medicamentos en caso de ser necesario.