Acompañado de autoridades militares, este lunes el Alcalde Mtro. Mario Alberto López Hernández presidió en un acto respetuoso y solemne la ceremonia de incineración de banderas, cuyas cenizas enterradas, simbolizan el regreso a la entraña de la patria, al suelo fértil de Matamoros.

A temprana hora, el Presidente Municipal arribó a la primaria Rafael Betancourt Betancourt, para presidir la citada ceremonia en la que asistió con la representación de la Guarnición Militar de Matamoros, el Oficial Juan Manuel Alfaro Villeda, Capitán 2º. De Caballería; así como también autoridades educativas, integrantes del Cabildo y padres de familia.

Correspondió al Presidente Municipal recibir de manos de un grupo de alumnos de la citada institución, la bandera que desde 1997 había sido utilizada en eventos municipales como desfiles, eventos deportivos a nivel Zona y de Sector, así como en las ceremonias de honores de los lunes.

La bandera que fue traída de la ciudad de Querétaro, fue donada a la institución por la señora Martha González, esposa del extinto Agapito González Cavazos, líder del Sindicato de Jornaleros y Obreros Industriales y de la Industria Maquiladora.

Debido a que esa bandera se fue desgastando, al igual que tres banderas más de la Dirección de Educación Municipal, se procedió a la incineración, acto solemne que estuvo a cargo del alcalde Mario Alberto López Hernández, mientras que todos los presentes hacían saludo de Bandera y la banda de guerra del Ejército ejecutaba un toque de silencio.

Al término de la ceremonia el Presidente Municipal que se refirió al artículo 54 bis de la ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacional, que establece que cuando se requiera destruir alguna réplica de la bandera nacional, se hará mediante la incineración, en acto respetuoso y solemne; la nuestra es la bandera, la más bonita del mundo”, dijo.

En ella agregó, “estamos representados todos los mexicanos, es la esencia de nuestra identidad nacional; desde 1821 ha representado nuestra vocación de construir una nación libre, unida y prospera; nos transmite y recuerda los valores de soberanía, independencia y libertad, por la que tanto hombres y mujeres han luchado y dado la vida; nuestra bandera es entre todos nuestro emblemas nacionales, el más querido y respetado.

Como Presidente Municipal y como mexicano, hoy refrendo mi profundo respeto a nuestro Lábaro Patrio y a los valores que representa; que las cenizas de las banderas que se incineran, se integren al suelo fértil de nuestro pueblo.

El color verde representa la esperanza que nos une a todos los mexicanos; el blanco es la paz que tanto queremos y anhelamos, el rojo es la sangre derramada por los revolucionarios de la independencia, mientras que el águila con la serpiente en su boca reconoce la herencia azteca de México.

Estoy seguro de que con la fuerza de la unidad que simboliza nuestra bandera, los matamorenses seguiremos como hasta ahora, enfrentando retos y superando a adversidades, siempre con un pie en el futuro, porque ahí estarán todos ustedes, nuestros niños y jóvenes, para hacer Matamoros altiva y heroica, la ciudad que progresa en la margen del rio”, concluyó.