Ante la posible llegada a Matamoros de los más de 7 mil hondureños que integran la caravana de migrantes, el Presidente Municipal, Mario Alberto López Hernández afirmó que su gobierno tomará medidas preventivas para brindar atención a esas personas que buscan cruzar a los Estados Unidos de Norteamérica.

Mencionó que giró instrucciones a la Dirección de Protección Civil para que dé seguimiento al avance diario de los migrantes, esto con el propósito de estar preparados ante el arribo de las personas que salieron de su país el pasado 13 de octubre, y en estos momentos, ya se encuentran en tierra mexicana.

“Tenemos que darle seguimiento, ser previsores y planificar su llegada; tendríamos a su disposición algunos albergues, entre ellos el gimnasio de la alberca Chávez, el centro de Convenciones Mundo Nuevo e incluso vamos a solicitar el gimnasio del Instituto Tecnológico de Matamoros”, explicó.

López Hernández manifestó que en su momento convocará a una reunión de gabinete, a fin de que todos los funcionarios de la administración municipal estén debidamente coordinados y definir responsabilidades para cada una de las áreas.

Manifestó que una de las medidas más urgentes que se tomarán, es el de preveer recursos para enfrentar ese fenómeno migratorio; “y claro que también solicitaríamos el apoyo de los gobiernos federal y estatal para dar atención a la caravana de migrantes”.

El Presidente Municipal dijo que serían las autoridades migratorias las que definirían sí otorgan un permiso provisional para que parte de esas personas se queden legamente a trabajar en este país.

Sin embargo, la pretensión de los integrantes de la caravana, es cruzar a los Estados Unidos de Norteamérica, y Matamoros por ser frontera con ese país, resulta atractiva para que cientos o miles de ellos, decidan intentar pasar por esta ciudad, agregó.