Con la aprobación del cabildo para la firma del convenio de colaboración con el Instituto Nacional del Suelo Sustentable (INSUS) se dará certidumbre a cientos de familias que habitan en asentamientos irregulares, reveló el alcalde Mario Alberto López Hernández.

Al dirigirse a los integrantes del cuerpo edilicio el Presidente Municipal explicó que la propuesta para la legalización de terrenos en colonias irregulares, forma parte de un proyecto propuesto por el gobierno municipal, el cual, fue autorizado por el gobierno federal.

Destacó que el tema de predios irregulares en Matamoros, es una situación que se ha venido arrastrando desde hace muchos años, y son resultado de la necesidad de familias que llegaron a esta ciudad y buscaron un lugar para vivir.

Matamoros fue creciendo en ese sentido y siempre tanto el Estado como la Federación han intervenido para ir regularizando los predios invadidos; y ahora con el programa de combate a la pobreza extrema que impulsa en esta frontera la Presidencia de la República, se beneficiará a 57 colonias, de las cuales, 6 son predios invadidos, añadió.

En ese sentido López Hernández expresó que desde el inicio de su administración se ha fijado como objetivo poner mucha atención a esa situación, con el propósito dar cumplimiento al Artículo 115 Constitucional el cual dispone:

“Los municipios tendrán a su cargo las funciones y servicios públicos siguientes: a) agua potable, drenaje, alcantarillado, tratamiento y disposición de sus aguas residuales; b) alumbrado público; c) limpia, recolección, traslado, tratamiento y disposición final de residuos;…g) calles, parques y jardines y su equipamiento”.

El Presidente Municipal reiteró que esa es la pretensión del nuevo gobierno federal y del municipal, “es un programa noble en el cual tenemos que atacar la pobreza y darle orden a esta ciudad”.

Recalcó que esas acciones no son una cuestión de partido, ni de colores “tenemos un fondo de 27 millones de pesos para regularizar los predios; el más grande es el denominado 2 de Agosto y lo que tenemos que hacer es ver como apoyar y salir del problema, para que los beneficiarios puedan tener derechos, responsabilidades y que los servicios básicos lleguen a esos sectores”.