Autoridades de los tres órdenes de gobierno se reunieron con el alcalde Mario Alberto López Hernández, para establecer acuerdos sobre las estrategias de seguridad que se implementarán en el operativo denominado “Semana Santa Blanca 2019” en la Playa Bagdad.

En la reunión celebrada en la sala “Benito Juárez” de Presidencia Municipal participaron autoridades del Ejército, de la Marina, de las Policías Federal y Estatal; de Seguridad Pública, Tránsito Local, Protección Civil y Cruz Roja.

También participaron funcionarios del gabinete, entre ellos, Efraín Encinia Marín, secretario del Ayuntamiento; Maxine Amaro González, secretaria de Turismo y el Oficial Mayor, Carlos Ramírez González.

El Presidente Municipal, Mario Alberto López Hernández convocó a las autoridades presentes a sumar esfuerzos para brindar seguridad a los vacacionistas que desde Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y del Valle de Texas se desplazarán a esta ciudad para disfrutar de las aguas del Golfo de México.

Serán más de 300 elementos, entre ellos, 120 de la Marina Armada de México; 30 auxiliares de y 15 elementos de Tránsito Local; 28 elementos de la Cruz Roja, 20 de Protección Civil y Radioaficionados; 20 de la Policía Federal, entro otros, los que participarán en el mencionado operativo que se pondrá en marcha el 13 de abril.

El Presidente Municipal dijo que el propósito del citado operativo será salvaguardar la integridad física y patrimonial de los miles de visitantes que se espera recibir en mayor cantidad, a partir del 18 de abril y hasta el día 21 del mismo mes.

Los participantes en la reunión acordaron que la mayor parte de la vigilancia se concentrará en 15 kilómetros hacia el lado norte, pues es en este sector en donde se concentran los miles de vacacionistas.

Se preparan con cuatrimotos, grúas, ambulancias y todo lo necesario para ofrecer ayuda a los vacacionistas que lo pudieran requerir.

Por lo que respecta al tramo carretero que conduce al balneario, los elementos de la Policía Federal instalarán el monumento “A la Imprudencia” con el fin de sensibilizar a los automovilistas a que respeten las señales de tránsito y eviten algún accidente que pudiera ser de fatales consecuencias.

A la entrada y salida de la Playa, los auxiliares y elementos de Tránsito Local vigilarán que los conductores de vehículos no manejen bajos los influjos del alcohol, así como también harán rondines de vigilancia en los camellones y en la orilla de la playa, a fin de prevenir circunstancias que pudieran afectar a las propias familias que van en los vehículos y a terceros.