A temprana hora de este lunes, el alcalde Mario Alberto López Hernández activó el campamento cívico, militar y deportivo denominado “Niños Héroes” diseñado para fomentar en la niñez los buenos hábitos y mejores prácticas, el compañerismo, la sana competencia, la disciplina  y el amor a la patria.

El campamento es organizado en coordinación con el Octavo Regimiento de Caballería Motorizada y participan diferentes instituciones de gobierno, entre ellas, la Secretaría de Educación, Cultura y Deporte y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, así como también la Cruz Roja, Asociaciones de Scout de Matamoros, entre otras.

Al dar la bienvenida a las autoridades presentes, a los niños participantes en el campamento y a los padres de familia, el General Brigadier Diplomado Estado Mayor, Francisco Miguel Aranda Gutiérrez, Comandante de la Guarnición de la Plaza dijo que las actividades se realizarán con personal adscrito al campo militar.

“Esperamos se cumplan con los objetivos trazados por la Secretaría de Educación Pública así como sus sueños y metas; que su esfuerzo y motivación los impulsen a tener esta gran experiencia.

Tengan presente que nosotros los recibimos de una manera sincera, sean bienvenidos a este cuartel militar siéntase cómodos, alegres y felices porque estos días, serán nuestros hermanos menores y nos sentimos con gran satisfacción, alegría y beneplácito tenerlos en nuestras filas en este campo militar”.

Y en presencia de su esposa Marsella Huerta de López; del secretario de Educación, Cultura y Deporte, Alejandro Villafañez Zamudio; del regidor Rommel Araín Delgado Chavira, presidente de la Comisión de Educación en el Cabildo, el Presidente Municipal dijo que una de sus mayores satisfacciones, es ver a los niños y jóvenes, crecer con buenos hábitos.

Que los encaminen, a ser el día de mañana, mujeres y hombres de bien; útiles a nuestra sociedad, por eso este día me siento muy contento de asistir a la inauguración de este campamento cívico, militar y deportivo “Niños Héroes”; a nombre de mi esposa  Marsella Huerta de López y del mío propio, deseo agradecer a todas las personas e instituciones que han hecho posible la realización de este campamento, agregó.

Al dirigirse a los niños y jóvenes participantes dijo que este encuentro es una verdadera oportunidad de desarrollo, que fortalezcan los principios y valores universales “que practiquen deporte para que permanezcan sanos, alejados de todos los vicios que destruyen al ser  humano; que se  diviertan, que se enseñen a convivir sanamente; que vivan una experiencia inolvidable”.